Un viaje a las 10 cafeterías más sorprendentes de Nueva York

nueva york

Cuando hablamos de cafeterías de Nueva York, siempre pensamos en los amigos de Friends reunidos en torno a la mesa del mítico Central Perk, que, aunque era solo un atrezzo en un estudio californiano, fue el sueño de muchos fans durante toda la serie.

La ciudad que nunca duerme tiene también mucha vida en sus tardes, y siempre podemos acompañarla de un buen café en sitios realmente especiales que parecen de película. Hoy haremos un repaso por 10 cafeterías sorprendentes de Nueva York que estamos seguros de que te gustarán. 

Un paseo por la ciudad que nunca duerme y sus mejores cafeterías.

En pleno Soho, encontramos el Marie Belle Cacao Bar and Tea Salon. Este espectacular local, decorado con un gusto exquisito, está especializado en la elaboración de diferentes chocolates, preparados al momento. Sus tés y su variedad tanto de dulce como de salado, hacen que sea una opción ideal para la hora de la merienda. ¡Además cuentan con tienda online! 

Para los verdaderos amantes del café, Hi – Collar es un paraíso en pleno East Village. Solo cuenta con espacio para diez comensales, y sus propietarios, japoneses, ofrecen café durante el día y sake por la noche, junto a una comida exquisita. En este encantador espacio, puedes elegir el grano de tu café y observar la preparación del mismo por parte de los experimentados baristas.

El actor Hugh Jackman, es el propietario de Laughing Man Coffee Companyque cuenta con dos locales en Tribeca. Su especialidad es la elaboración de bebidas espresso pero con un toque muy original, como el latte de lavanda o el Salted popcorn latte, acompañado de buena bollería. Sin embargo, lo que hace este lugar más especial no son sus cafés, sino el hecho de que Jackman destine el 100% de sus ganancias a su fundación, Laughing Man Foundation. ¡Bravo, Hugh!

Si buscamos la palabra “originalidad” en el diccionario, seguramente encontremos una foto de Coffee Project. ¿Su concepto? El “Deconstructed Latte”, es decir, el latte deconstruido en tres partes: un shot  de café espresso, otro de leche y finalmente uno completo acompañado de una deliciosa galleta de gofre. Su decoración de ladrillos rojos y mesas de madera nos tiene completamente locos. Puedes encontrarlos en ell East Village o en su nuevo local de Brooklyn.

En Coffee Project New York puedes hasta hacer cursos sobre café, vas a visitar Nueva York como un simple mortal y regresas siendo un barista.

¿Cuántas veces hemos echado de menos el buen café cuando estamos fuera de España? En Abraço eso no es un problema. Mezcla perfecta de la cultura italiana y española, sirve un café excepcional y lo acompaña de buenos dulces y música en directo, a menudo también en español. El café tostado y molido en el momento…¡como en casa!

The Chipped Cup es también una gran opción para disfrutar de un café de calidad. Además, el local es pequeño pero ideal para tomar algo como amigos o para trabajar desde sus tranquilas mesas. En verano, su terraza es realmente agradable para disfrutar del aire libre. 

No olvides escoger bien tu outfit para aparentar ser un auténtico neoyorquino.

Si estás altamente concienciado sobre el comercio justo, Think es tu opción. Cuenta con seis locales en Manhattan, uno de ellos dentro de la biblioteca de la Universidad de Nueva York. Se preocupan tanto por saber de dónde viene el café, que tienen relación con todos los productores y pueden decirte exactamente de dónde procede cada marca. 

Ludlow Coffee Supply resume a la perfección la esencia del Nueva York más hipster: café y barbería. La decoración resulta muy acogedora y es la opción perfecta para disfrutar de una tranquila mañana en Manhattan tomando un buen café y rematarla con un corte de pelo. Chic, ¿verdad?

Otro concepto que nos encanta es el de librería cafetería. ¿Habrá algo más placentero que acompañar un café con un libro? En Housing Works Used Book Cafe es posible disfrutar de una agradable merienda rodeados de altas estanterías llenas de letras. 

Café y libros, ¿puede haber mejor combinación? ¡Y además menudo ambiente y decoración!

Y si de libros hablamos, no podemos olvidarnos de McNally Jackson Books, una cafetería librería independiente. Su particularidad, además de funcionar como biblioteca y tienda de libros, es su decoración. Cuenta con libros colgando de sus altos techos, lo que nos parece un detalle aún más delicioso que sus cafés.

Lo mejor de la ciudad de los sueños, es que los hay para todos los gustos. Y hablando de sueño…¿no os apetece muchísimo ahora una taza de buen café?

Comparte: