Las excentricidades y costumbres más raras de los artistas

Las costumbres más raras de artistas y famosos

Los artistas: músicos, pintores, escritores, escultores….grandes genios capaces de maravillosas obras de arte que han perdurado hasta nuestros días. Tal es así que tendemos a idealizarlos. 

Sin embargo, debemos distinguir entre el genio artístico y su propia personalidad. Dos facetas que, por otro lado, están indiscutiblemente unidas.

Así pues, tras su genialidad artística siempre se ocultan ciertas excentricidades en cuanto a hábitos creativos o de vida. Podríamos decir incluso, que la genialidad conlleva un cierto punto de excentricidad. 

Si bien merecen nuestra admiración por su arte, no podemos dejar de notar que son seres humanos con costumbres y peculiaridades que pueden resultar tan sorprendentes como raras. Esto es lo que abordaremos en el artículo de hoy.

Costumbres (bastante) raras de 5 artistas brillantes

Desde lugares inhabituales donde dar rienda suelta a la creatividad hasta amuletos y variopintas colecciones, vamos a explicar a continuación los hábitos más peculiares de 5 brillantes artistas.

  • Dalton Trumbo. Para este escritor estadounidense lo de escribir sentado en una silla con la máquina apoyada en un escritorio era completamente innecesario. Trumbo se encontraba con su genio creativo escribiendo durante la noche dentro de la bañera con la única compañía de un loro fiel que, según dicen, le regaló su amigo Kirk Douglas. Así, ¿quién puede necesitar una silla? 
Imagen: litreactor.com
  • Maya Angelou. Una buena forma de evitar distracciones y concentrarse al máximo en la actividad creativa es reducir el espacio de trabajo a lo mínimo imprescindible. Eso hacía la escritora Maya Angelou. Alquilaba una habitación en un hotel de su ciudad, le retiraba toda la decoración y se encerraba en ella a escribir. Por supuesto, los trabajadores del hotel tenían prohibido molestarla.
  • Andy Warhol.  Este máximo desarrollador del pop art era un coleccionista empedernido. ¿Qué coleccionaba? Prácticamente de todo: menús de avión, masas de pizza, cajas de galletas, periódicos, flyers de supermercado, pelucas, revistas porno…Cientos de objetos que llenaron tanto su casa como un almacén aparte. Actualmente, todas estas colecciones puedes encontrarlas en el Museo Andy Warhol de Pittsburgh.
  • Edvard Grieg. El compositor noruego Edvard Grieg solía llevar consigo una pequeña figura de una rana para que le diera suerte mientras trabajaba: componiendo, dirigiendo o tocando.  Parece que funcionó porque así compuso dos de sus obras más famosas: “In The Hall Of The Mountain King” y “Morning”.
  • Georgia O’Keeffe. Todo buen pintor necesita un estudio donde liberar su interior sobre los lienzos. En el Caso de Georgia, conocida como la “Madre del Modernismo Estadounidense”, su estudio, el lugar donde no ser molestada por nadie y donde poder pintar a sus anchas, era el asiento trasero de su propio coche (un viejo Ford). Y solo podía ser productiva si pintaba en él. Afortunadamente, lo hacía cuando el coche no estaba en movimiento.
Imagen: okeeffemuseum.org

Hasta aquí la selección de costumbres más raras de artistas. Como verás, ninguna expresión artística es ajena a las excentricidades creativas y vitales de sus artistas. Esperamos que te haya gustado este artículo y, si conoces algún otro artista con hábitos peculiares, déjanoslo en los comentarios.

Comparte: