I love to love: la corista que se convirtió en princesa

i love to love the best - Tina Charles

La protagonista de nuestro calendario #VuelveABailar del mes de septiembre, nació en Londres con el nombre de Tina Hoskins, aunque no tardaría demasiado en cambiarlo por uno más comercial que le permitiera lanzarse al mundo de la canción. Así, renació musicalmente como Tina Charles. Tina, llevaba varios años intentando hacerse un hueco en el panorama de la música disco, copado por aquel entonces por cantantes de color como Gloria Gaynor, Bee Gees o Village People. 

Tras un intento en solitario y ser la corista de un jovencísimo Elton John, en 1975 comenzó a formar parte del grupo ‘500 Volts’. Aunque Tina Charles no era reconocida públicamente como miembro del grupo, la realidad es que su voz era mejor que la de la vocalista. Este hecho no pasó desapercibido para el cazatalentos Charles Biddu, que tras la publicación del sencillo ‘I’m on fire’, se fijó en ella para grabar su tema más conocido con el que no podrás parar de bailar este mes: ‘I love to love’ (1975). 

Pronto, Charles alcanzaría el número uno en las listas de medio mundo y se convertiría en una de las reinas de las discotecas europeas. Temas como ‘Dr Love’, ‘Love me like a lover’ o ‘Love bug’ también sonaron bastante en las pistas, aunque ninguno alcanzó el éxito de ‘I love to love’. 

Además de su repercusión en Europa y en Estados Unidos, fue también llamativa la acogida que tuvo la pista en países como Nueva Zelanda, Australia, y sobre todo Canadá; donde ganó el premio Juno al sencillo internacional más vendido del año. Llegaron a venderse 200.000 copias solo en Quebec. 

Con el decaimiento de la música disco, su carrera entró también en declive, aunque se mantiene en activo y su música sigue bailándose en las pistas de las discotecas.

Como muestra del impacto de esta canción en la historia de la música disco, hay que señalar las versiones que se hicieron en diferentes idiomas y estilos. El grupo español ‘Las Seventies’ aportaron su toque flamenco a la canción, mientras que la finlandesa Vicky y la checa Jana Kratochvilova la adaptaron a sus respectivos idiomas bajo los títulos de ‘Saisinpa vain’ y ‘Mám ráda tvuj smích’

Puede que Tina Charles no alcanzara tanta fama como otros artistas de la música disco, pero parece que después de todo, la corista llegó a convertirse en princesa.

Comparte: