El café como complemento para tu entrenamiento deportivo

El café como complemento para tu entrenamiento deportivo

¿Sabes si el café es bueno para tu entrenamiento deportivo? La cafeína que contiene, junto a los minerales y beneficios antioxidantes, hacen de esta bebida un complemento perfecto de la práctica de cualquier deporte. Y es que el café sirve para mucho más que espabilarse cada mañana. 

Cafeína para activar cuerpo y mente

La cafeína es solo una de las más de mil sustancias conocidas que componen el café. También es la más conocida y hace que lo consideremos como un alimento funcional. Desde el punto de vista deportivo, la cafeína hace que notemos menos cansancio y que aguantemos mejor el esfuerzo físico. De hecho, según un estudio de la Facultad de Medicina de Barcelona, esa resistencia puede aumentar hasta en un 5,6%, y es porque la cafeína actúa como anestésico natural. En el 2004 salió de la lista de sustancias dopantes.

Cuando el cerebro nos pone en modo “cansando” es porque genera una molécula llamada adenosina para ordenar bajar el ritmo de las neuronas y aumentar el flujo de sangre hacia sí mismo. Lo que hace la cafeína es bloquear los receptores de adenosina y mantenernos activos. Este efecto sobre el rendimiento y la resistencia se nota con más intensidad entre 45 minutos y una hora después de ingerirla. Pero, ¿cuánta cantidad es necesaria?

Está probado el beneficio de la cafeína en deportes de carrera

Para hacerte una idea, el café que tomas en una taza o vaso de máquina de vending te aporta 115 mg de cafeína de promedio. Para una persona de 80 kilos de peso, esta cantidad es suficiente para percibir sus beneficios, tal y como apunta el estudio antes mencionado. Así que una dosis de café, una hora antes de entrenar, te da un plus de resistencia, incluso de habilidad, según el deporte que practiques.

El Centro de Estudios, Investigación y Medicina del Deporte (CEIMD) de Navarra señala que la cafeína es beneficiosa en atletismo, ciclismo y esquí de fondo. Ha probado que puede mejorar la precisión de pases en fútbol o rugby o la cantidad de ataques en un combate de taekwondo.  

Recuerda que se recomienda no superar los 400 mg de cafeína al día y evita tomarla con el estómago vacío si no quieres una carrera hasta el baño.

Los minerales que hacen funcionar la máquina

El café no es más que el fruto de un árbol y, como tal, tiene una carga de minerales y vitaminas muy similares a las frutas, verduras o frutos secos. El grano contiene calcio, potasio, magnesio, fósforo, sodio y algo de cromo, entre otros. Todos tienen un papel en el funcionamiento del músculo y son muy interesantes si practicas deportes anaeróbico como el fitness, cross-training, Hiit, Tabata o musculación.

Por ejemplo, el potasio —el mineral más presente en el café— permite al músculo crear su reserva de energía en forma de glucógeno. Además, junto al sodio, ayuda a que no falte hidratación.   

Para que el músculo se ponga en marcha, recibe un impulso eléctrico desde el cerebro que viaja por todo el sistema nervioso a través del calcio. Es una orden que activa la transformación de glucógeno en energía, en un proceso que necesita fósforo y magnesio, y que se denomina ATP (trifosfato de adenosina), conocida como la energía del cuerpo.  

El café como complemento para tu entrenamiento deportivo
Una ayuda en deportes anaeróbicos como el cross-training

Efectos antioxidantes y antiinflamatorios

Después del ejercicio vamos con la recuperación y aquí entran los efectos antioxidantes y antiinflamatorios del café. La capacidad antioxidante del café es sobradamente conocida. No en vano, ocupa el sexto puesto entre los 50 principales alimentos que contienen antioxidantes, según The American Journal of Clinical Nutrition. Los polifenoles son los responsables de esta característica nutricional del café y también están presentes en frutas, verduras y aceite de oliva.

La oxidación se produce en las células de nuestro cuerpo cuando hacemos un consumo extra de oxígeno, por ejemplo en el ejercicio físico. La propiedad antioxidante de los polifenoles logran mitigar este efecto y salvaguardar la salud de dichas células.

Por otro lado, el efecto antiinflamatorio es más atenuado que el antioxidante pero se produce, y es gracias a la cafeína. Tal y como hemos explicado al principio, la cafeína bloquea las adenosinas en el cerebro, pero también en los músculos, donde es responsable de provocar la inflamación. 

Con todos estos beneficios, los cafés auténtico, como nuestro exquisito Café Maurice, se convierten en uno de los mejores aliados en la práctica de cualquier actividad deportiva.

Comparte: